Pintura que aisla la red Wi-Fi


pintura industrial a

Una nueva pintura especial aísla la señal Wi-Fi de las habitaciones donde se aplica y las protege así de intrusiones

Uno de los riesgos de las conexiones Wi-Fi es que alguien piratee la señal e incluso a veces, puede llegar a tener acceso a la información personal de un ordenador.

El equipo de investigación del departamento de Química de la Universidad de Tokyo, ha elaborado una solución económica y efectiva.

Se trata de una pintura elaborada con metales que aísla la señal Wi-Fi de las redes inalámbricas informáticas en las habitaciones donde se aplica y las protege así de intrusiones indeseadas de otros usuarios.

Habitualmente, los aislantes de pintura disponibles hasta ahora, ricos en óxido de hierro, tenían un resultado limitado. Sobre todo actualmente, ya que algunos sistemas empiezan a emitir con frecuencias más altas.

Pero con este nuevo hallazgo, los científicos de esta Universidad japonesa, aseguran cubrir todo el alcance de la red inalámbrica.
 
La nueva pintura, tiene como principal ingrediente el óxido de aluminio y aísla la señal hasta cuatro veces más. Otra de sus ventajas es su bajo precio. Los laboratorios de la Universidad de Tokio han calculado que la producción de 100 Kg de aislante tiene un coste de unos 11 €, aproximadamente.

El inconveniente es que, si la señal no puede salir, tampoco puede entrar. Así que si en tu ciudad, como en Barcelona a partir del mes de Abril, alguna vez se habilita una red Wi-Fi de manera gratuita, no podrás disfrutar de ella.

Todavía se desconoce cuándo o cómo se comercializará la pintura, pero su aplicación sería sin duda de gran utilidad para protegerse de vecinos gorrones y de interferencias en equipos que dependen de este tipo de señal.